Belleza

publicidad
06 de junio de 2013 • 09:31

Lifting Japonés, juventud sin agujas ni bisturí

Descubre este método que no solo es una alternativa que ayuda a frenar las huellas que va dejando el paso del tiempo en el rostro. Esta terapia neuro-sensorial además de aportar juventud y luminosidad añade nuevas energías para afrontar el ritmo cotidiano, eliminando el estrés y la crispación.

 
Lifting Japonés, juventud sin agujas ni bisturíHaz clic para ver el video en Terra TV
Lifting Japonés, juventud sin agujas ni bisturí

El Lifting Japonés aplica un conjunto de masajes faciales en el que todos los pasos se realizan manualmente y emplea como herramienta principal la técnica de la reflexología facial para conseguir una elevación natural de la musculatura, atenuación de las arrugas y líneas de expresión, estimulación del colágeno y la elastina y oxigenación de los tejidos, entre otros beneficios. Además, la combinación de las terapias de reflexología y digitopuntura, permiten regular el estado de humedad de la piel y mejorar el estado físico, químico y emocional del organismo.

Con las maniobras de la terapeuta no se trabaja únicamente la capa superior de la epidermis, sino también terminaciones del sistema nervioso, la musculatura subcutánea profunda y los meridianos de la Medicina Tradicional China.

Los once puntos faciales correspondientes a organos vitales se trabajan con diferentes maniobras de reflexología y digitopuntura para mejorar la salud al mismo tiempo que aporta luminosidad a la piel. 
Foto: Reflexología facial

Paso a paso

Esta técnica permite planificar el tratamiento individualmente, de acuerdo de la necesidad de cada cliente. Se trabaja en tres regiones anatómicas diferentes: frente, temporal y maxilar/cuello. El Lifting Japonés consiste en actuar sobre una combinación de 24 puntos concretos de la cara:

Antes de comenzar con las maniobras de digitopresión, se observan las alteraciones en la tonacidad cutánea, la palidez, la congestión o el aumento de la vascularización. Estos indicios alertan de la existencia de desequilibrios internos. Además, el tacto también juega un papel importante en el diagnóstico, ya que palpando el tejido se pueden localizar los bloqueos energéticos, origen de las alteraciones y de la aparición de signos de envejecimiento.

1.-Después de hacer una profunda limpieza del rostro se realiza una estimulación sobre los 24 puntos neuro-vasculares del rostro mediante rotaciones en cada uno de ellos cuatro veces y bombeándolos otras tantas. Estos puntos están localizados en once zonas distintas: debajo de la comisura de los labios, en el músculo de la mandíbula, encima de la boca, en línea con la pupila a la altura del comienzo de la nariz, debajo de los ojos, en la parte exterior de los ojos, en los extremos de la ceja, en la parte interna de los ojos, en la parte superior de la frente y finalmente, en línea recta a los ojos, en el borde del comienzo del cabello.

El rostro recibe una serie combinada de maniobras de masajes y manipulaciones basados en el Medicina Tradcional China, indicados para levantar la musculatura del rostro.
Foto: Getty Images

2.- Después se procede a trabajar el rostro con movimientos suaves y estirando el tejido con movimientos largos y suaves. Cada zona de la cara debe estimularse durante un período de , aproximadamente, minuto y medio.

3.- Comienzan los estiramientos de las once zonas del rostro, en las que se basa el Lifting Japonés. Estos movimientos consisten en presionar firmemente los puntos de acupuntura o neuro-vasculares, previamente masajeados. Seguidamente se estira la zona hacia el centro del cuerpo y se termina con una estimulación de drenaje.

Es importante que el tratamiento se desenvuelva en un ambiente extremadamente tranquilo y cálido; en un entorno de aromas y música relajante.

En resumen, las ventajas y propiedades del tratamiento son:

Las arrugas se atenúan en la primera sesión que, de continuarse, se harán imperceptibles.

Efectos faciales anti-edad visibles

Indoloro

No produce inflamación.

Se puede repetir siempre que se quiera

El Lifting Japonés es una terapia muy relajante que, al mismo tiempo que tiene intensos efectos rejuvenecedores, actúa beneficiosamente sobre la salud.

Duración: Una hora y diez minutos.

Precio: 100€/sesión

Dónde: Centros Carmen Navarro

Terra Terra