Ideas Útiles

publicidad
11 de julio de 2012 • 16:42 • actualizado a las 17:07

Vajillas en porcelana, un lujo a diario en tu hogar

Foto: Getty Images
 

La porcelana ha dejado de vestir la mesa solo en las grandes ocasiones. Sin perder un ápice de la elegancia que caracteriza a este material, los coloridos diseños actuales permiten su uso a diario. 

 Las vajillas de porcelana llevan ligada la impronta de calidad, estilo y distinción propia de las familias de rancio abolengo. Con el tiempo, la herencia no es la única posibilidad de que lleguemos a tener en casa una vajilla de estas características.

Las nuevas formas de cocción y los nuevos diseños permiten disponer de bellos platos que se pueden meter en el lavavajillas y utilizar a diario, dejando que este tipo de colecciones dejen de estar en las estanterías y pasen a colocarse sobre la mesa, no solo en las ocasiones especiales.

En el taller de porcelana La Cija (Segovia-España) saben bien que las costumbres han cambiado. Se trata de una fábrica con historia que se ha ido adaptando a la demanda del mercado y, como ellos mismos explican, “nos hemos ajustado a los tipos de decoración que nos piden. Lo que no ha variado nada es la fabricación y decoración de vajillas, pero los estilos sí y las formas de los platos también, aunque al final el redondo es el más funcional”.

En La Cija, especialistas en decoración de porcelana, reconocen que, aunque hay vajillas “muy especiales como la de Navidad", o  bien las que están diseñadas con temáticas de animales, “para eventos y realizadas por encargo”, existe un tipo “que se suele utilizar a diario”, explica Montserrat  Sanz, su propietaria.

Según cuenta, los diseños que tienen mejor acogida son los frutales, los referidos a dibujos que tienen que ver con la botánica o los florales, “porque básicamente es nuestro estilo y son plurales, los estacionales como los navideños se van imponiendo, poco a poco, y los temáticos tienen un público singular”, y desvela que las  terminaciones en oro y “decoraciones abigarradas” han desaparecido en la tendencia actual.

En este taller se han ido adaptando a las peticiones particulares de cada cliente, aunque “suele ser un regalo muy especial de bodas y celebraciones especiales”.

Las decoraciones se han transformado y, según la experta, "se han vuelto más frescas e imaginativas, lo que permiten que se usen todos los días”. Los encargos para que el dibujo pueda convertirse en único o vinculado a la familia permite “personalizar la mesa”, dice.

Hiedra de uvas, cerezas, biscuits, violetas, animales, todo un abanico de posibilidades se abre cuando queremos definir nuestra propia mesa.

La loza, considerado un material de segunda, muy similar a la porcelana, gracias a los nuevos tratamientos se vuelve más parecida a ésta y forma parte, también, de la mesa de diario.

Rocío Muñoz, representante de la firma de vajillas francesa Gien, señala que sus vajillas son de alta calidad, una característica que consiguen, no solo con sus diseños, sino gracias al proceso de cocción que utilizan para lograr una loza óptima, que en la actualidad permite que se utilice en microondas y lavavajillas.

Apuesta versátil

Reconoce que su apuesta se ha centrado en la versatilidad, de ahí que alguno de los complementos de las vajillas sirvan para decorar, como "vacía bolsillos", en las mesas de entrada, o como plato de centro en las mesas de comedor.

“No hay necesidad de poner límites” y reconoce que en Gien les gusta fabricar vajillas que sean útiles en cualquier ocasión y que además “se puedan lucir” en cualquier parte.

“Hay que perder el miedo a utilizar lo bueno a diario”, indica Rocío Muñoz, quien agrega que, entre las preferencias de sus clientes se encuentran los dibujos de “Ruta de Indias”, los inspirados en el lejano oriente, o los de mil flores, “todos en tonos muy alegres".

Gien personaliza sus vajillas e, incluso, ha realizado algunas para diferentes Casas Reales europeas.

Son vajillas enfocadas al regalo, “especialmente cuando se trata de acontecimientos especiales, como aniversarios o un momento cumbre, como una boda”, dice Rocío Muñoz.

Los diseños son atractivos “le gusta a la gente joven y a los de mayor edad” y, por ello, descartan complementos que ya no se usan de manera habitual como “las grandes soperas”.

Los tonos son alegres y “muy vitales”, con dibujos en acuarela, flores, rutas de indias, naturalistas o inspiración del lejano oriente.

Evite las diferencias, no hay días especiales para utilizar unas vajillas u otras. Permítase un lujo a diario.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.