Cuando los famosos se pasan con el bótox y la cirugía estética

  • comentarios
 Foto: Getty Images
La actriz Meg Ryan es un buen ejemplo de una mujer hermosa que no paró hasta arruinarse el rostro. Colágeno en los labios y un exceso de bótox han hecho que la protagonista de 'Cuando Harry encontró a Sally' haya perdido gran parte de su carisma.
Foto: Getty Images

compartir

publicidad
publicidad