Madrid Fashion Week

publicidad
14 de septiembre de 2013 • 17:17

MBFWM: Devota & Lomba apuestan por el blanco

Los diseñadores han elegido este color para hablar de lo efímero de la naturaleza llevada a esta pasarela de la MBFWM

Sin duda el blanco ha sido el gran protagonista de este desfile, sobre todo en  su versión más ‘ivory’. Vestidos de largura ‘mini’ con cortes ‘sixties’. Las prendas formaban un puzzle con piezas desordenadas, en las que se podían encontrar flores artificiales, estampados en papeles antiguos y descoloridos.

Los tejidos y colores que hemos visto sobre la pasarela se mostraban tal y como eran: crudos, auténticos, sencillos y el blanco daba lugar a otros matices como el ahumado o algún otro acento de color saturado.

El modelado de las prendas ha sido sencillo, haciendo protagonista al volumen, que se centra en la cadera para conseguir un efecto XXL en las piernas. También han destacado los vestidos con plisados geométricos en verde lima, ‘escotazos’ hasta el ombligo en camisas negras con volantes al ritmo de la música de ‘Chairlift’ y ‘Hot chip’, creando un escenario perfecto que sólo podían llevar a cabo los diseñadores José Luis Devota y Modesto Lomba.

En el carrusel final ha puesto el ritmo Björk, mientras desfilaban todos los estampados barrocos sobre telas en blanco roto y en vestidos color malva. Con esta colección Devota & Lomba tratan la belleza de la naturaleza, por eso a lo largo de todo el desfile la música y el sonido ambiente han estado muy presentes, y ha sido uno de los puntos interesantes de la jornada con los sonidos de los grillos, las hojas que caen y el ambiente del campo.

 

Terra