Tendencias

publicidad
10 de julio de 2012 • 13:59

¡Vuelven los 80! Resurge la tendencia flúor

Celebridades como Lady Gaga y Rihanna ya usan esta tendencia.
Foto: EFE
 

Flúor, neón, "fosforito"... llámenlo como prefieran, pero asúmanlo: una de las tendencias más estridentes de los años ochenta ha vuelto. Por suerte, lo hace renovada, en accesorios y maquillaje, en pequeñas dosis o en "total look". Les contamos cómo abrazar sin riesgos esta resurgida moda.

Ahora le llega el turno a los colores flúor, auténticos reyes del armario en los años 80 especialmente en sus versiones rosa, verde, amarillo y naranja, aunque también azul y violeta.

Esta fiebre neón, como todo en la moda, no es casual. Trae el contrapunto energético perfecto a otra de las tendencias que han triunfado en los últimos dos años, la de los colores pastel, los femeninos tonos empolvados y desvahídos: esos lánguidos grises, mentas, malvas pálido...

La llegada del calor crea el clima perfecto para estos tonos ácidos y frescos, que se incorporan tanto al maquillaje como al armario en forma de ropa y accesorios, y cuya regla básica de uso es la moderación, porque sin duda se trata de material explosivo.

LAS CELEBRIDADES QUE APUESTAN POR EL FLÚOR

Artistas como Kathy Perry, Rihanna o Lady Gaga ya han abrazado estos impactantes tonos en sus maquillajes, especialmente los labios en rosa ácido, las sombras de ojos en intenso violeta y las uñas en amarillo, turquesa intenso o cobalto.

Combinar toques de flúor con tonos más suaves es la clave para la artista del maquillaje Bobbi Brown, quien este año ha creado la colección "Neon & Nudes", que conjuga la energía del neón con la sutileza de los tonos "desnudos".

"Cuando se trata de maquillar, me gusta la yuxtaposición de colores suaves con otros más intensos. Es una manera de llevar tonos flúor sin que quede exagerado o sin que parezca que acabas de salir de un vídeo musical de los años ochenta", bromea la experta.

Bobbi Brown desvela algunos trucos para llevar estos llamativos colores durante el día: "los colores vivos son sorprendentemente versátiles porque pueden ir desde más intensos a traslúcidos haciéndolos más sutiles, todo depende de la fórmula y la manera de aplicarlo".

Si eliges aplicar tonos neón en los labios, la maquilladora propone utilizar una brocha específica para esta zona, lo que logrará un "efecto impactante". Pero si buscas un efecto más sutil, la mejor forma de aplicar el color de la barra de labios es mediante suaves toques sobre los labios con la yema de los dedos para difuminarlo.

"El truco está en resaltar sólo uno de tus rasgos. El complemento perfecto para una barra de labios rosa o naranja flúor son sombras que se asemejan al color natural de tu piel. Si prefieres desviar la atención a los ojos, deja tus labios en tonos nude y beige", comenta la experta.

PUNTOS DE LUZ

En las últimas pasarelas también se han visto otras propuestas de cómo usar sombras amarillo flúor para crear puntos de luz en los ojos y el rostro, el atrevido eyeliner en tonos neón de Derek Lam o las pestañas postizas rematadas con minúsculos pompones en rosa, naranja y amarillo flúor de Shu Uemura.

Para las más tímidas, la opción perfecta es llevar los colores neón a las uñas, una alternativa fresca, menos extrema y que queda preciosa en verano, cuando manos y pies lucen más bronceados. Firmas como Christian Dior, Deborah Lipmann,, Yves Saint Laurent, Maybelline o Bourjois ofrecen lacas de uñas en tonos flúor.

Por supuesto, el vibrante flúor también ha retornado al armario y con una fuerza arrolladora en el apartado de los complementos, el terreno perfecto en el que aplicar esta arriesgada paleta cromática.

Las principales "biblias de la moda" ya han declarado el regreso de estos tonos explosivos idolatrados hace tres décadas, aunque recomiendan sutileza en su uso y manejo.

COLORES PARA LA VIDA REAL

Para la vida real, la regla del "menos es más" es clave. Se trata de introducir los colores flúor en los estilismos en pequeñas dosis, manteniendo una absoluta sobriedad en el resto de las prendas.

También funcionan propuestas como la de Christopher Kane, quien en sus carteras y faldas de cuero troquelado al láser palía la "agresividad" del neón con el inesperado toque femenino que otorga el encaje, y por supuesto en su versión playera en forma de bañadores y biquinis.

Aunque sin duda donde ya reina el neón es en el mundo de los accesorios: gafas den sol con monturas que incorporan detalles en estos tonos, cinturones y sobre todo bolsos incorporan esta tendencia.

Grandes firmas como Chanel o Sass&Bide apuestan por la mezcla de plateado y flúor en los bolsos, mientras la hermana pequeña de Prada, Miu Miu, propone sandalias y bolsos en los que combina neón con piel negra o lentejuelas.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.