Sexo

publicidad
25 de septiembre de 2012 • 17:53

Eyaculación precoz, cuando la autoestima y el amor peligran

Problemas de eyaculación, cuando la autoestima y la pareja peligran.
Foto: Getty Images

Consultar el tema abiertamente con su especialista, recibir terapia psicológica complementaria en los casos que correspondan y disminuir los niveles de estrés, son algunas de las formas de tratar una complicación que puede provocar problemas personales y de pareja.

Un asunto que genera problemas de autoestima y complicaciones en las relaciones de pareja son las disfunciones sexuales. Este tipo de disfunciones o enfermedades, que si bien no generan complicaciones severas, se presentan con frecuencia y algunas de ellas, como la eyaculación precoz, son capaces de afectar a un tercio de la población masculina.

Con la idea de dar a conocer los diferentes tipos de disfunciones sexuales, cuya parte importante de las cuales se manifiestan por trastornos eyaculatorios, el urólogo de Clínica Vespucio  Dr. Walter Candia se refiere a sus características generales y modos de tratamiento.

Se han establecido diferentes tipos de eyaculación. La de tipo precoz es la más común,  también está la retrógrada en la que el semen eyaculado no es expulsado por el pene directamente y se dirige a la vejiga donde será eliminado posteriormente junto con la orina. También está la eyaculación retardada, en la que la eyaculación se provoca de forma tardía y por último la aneyaculación, donde existe ausencia completa de eyaculación, detalla el especialista.

La más común de todas es la eyaculación precoz, que se genera de manera involuntaria antes o inmediatamente después de la penetración. “Esta puede afectar a hombres de diferentes edades y se encuentra en alrededor de un tercio de la población masculina”, apunta.

La ansiedad, las experiencias al inicio de la vida sexual y disfunción eréctil en lo psicológico y la alteración de los neurotransmisores cerebrales, inflamaciones o infecciones a la próstata o problemas a la tiroides, son algunas de sus posibles causas, debido a que aún no se ha determinado su origen con exactitud.

El urólogo de Clínica Vespucio enfatiza que es relevante tener en cuenta los factores de riesgo que aumentan las posibilidades de padecer eyaculación precoz:

-Problemas psiquiátricos o al corazón pueden provocar ansiedad durante las relaciones, facilitando la eyaculación antes de lo esperado.

-La dificultad para alcanzar o mantener una erección, causada por la disfunción eréctil, favorece este tipo de eyaculación, fundamentalmente por una baja en la autoestima.

-El estrés afecta la capacidad para estar relajado y disminuye el enfoque en la relación sexual.

Acerca de los distintos tratamientos para enfrentar este tipo de complicaciones, el Dr. Candia señala:

-Es muy relevante que el paciente consulte abiertamente el tema con su especialista.

-Tranquilizar a las personas comentándoles las características de la enfermedad y solicitarles que discutan el tema en pareja.

-Tratar los factores biológicos involucrados en la patología.

-En quienes se produzca por factores psicológicos, deben complementar su tratamiento con terapia y apoyo del especialista en dicha área.

-Existen medicamentos que ayudan a resolver en parte esta disfunción sexual, pero básicamente el tratamiento definitivo, es más bien mejorar el temor al desempeño que enfrenta este tipo de pacientes.

 

Terra