Pierde volumen comiendo

Bajar una talla no sólo es cuestión de adelgazar sino de deshincharte. Con las claves que te damos, tu dieta será tu mayor aliada para estilizar tu figura.

Foto
 

Una de cada tresmujeres españolas padece

hinchazón abdominal

, un problema causado por un tránsito intestinal lento o por el Síndrome del Intestino Irritable. Otras muchas padecen problemas de

retención de líquidos

en otras partes de su cuerpo, sobre todo las piernas.

Muchas veces se confunde el volumen con los kilos de más, y aunque se baje de peso no se tiene la sensación de haber adelgazado. La celulitis tampoco tiene por qué ser debida al sobrepeso. Hay mujeres con una línea ideal que se hinchan por causas genéticas, hormonales, por la ingesta de medicamentos y, sobre todo, por una dieta inadecuada.Todo el mundo debería tomar entre 5 y 7 raciones de frutas y verduras. Si tu problema es el volumen, ésta debe ser tu regla de oro, ya que en tu dieta deben abundar los alimentos ligeros, ricos en fibra y agua, y bajos en calorías.

Por eso es tan importante que, al menos dos veces en semana, comas legumbres. ¿Te habías olvidado de ellas porque pensabas que engordaban? Nada más lejos de la realidad. A no ser que las cocines con grasas o las acompañes de alimentos muy calóricos, las legumbres aportan una cantidad moderada de calorías, te sacian, te quitan el hambre durante horas y favorecen el tránsito intestinal. En verano son ideales para preparar platos únicos: ensalada de lentejas con brotes de soja y alfalfa, ensalada de garbanzos con tomate y pimiento… cómpralas ya cocidas e inventa tu propia receta.

Primero la ensalada. Tanto tu comida como tu cena deberían comenzar con un plato de verduras frescas o cocinadas al vapor o al horno. Con las proteínas o los hidratos, son el acompañamiento obligatorio.
La fruta, entre horas. Para facilitar la digestión y evitar gases, es mejor que tomes la fruta entre horas como tentempié.Mucho color. Mientras más intenso sea el color de las frutas que tomes, mayor será su contenido en antioxidantes. Sus flavonoides te protegerán de los radicales libres y te ayudarán a deshincharte.
Soja. Si quieres eliminar toxinas y grasas de tu alimentación, es el momento de pasarte a la soja, sobre todo para sustituir la carne y la leche. Batidos, leche, yogures, hamburguesas, salchichas, empanadas… hay muchos alimentos preparados a base de esta proteína vegetal, sabrosos y libres de grasas animales.Introducir estos pequeños cambios en tu dieta puede suponerte bajar un talla de ropa sin tenerte que poner a dieta.En ayunas. Nada más levantarte, toma un par de vasos de agua tibia y, cuando sientas hambre, una rodaja de piña. Después lo ideal sería hacer algo de ejercicio y tomar un desayuno ligero.
Desayuno. Debe incluir una buena ración de fibra proveniente de cereales o pan integral sin azúcar añadido. Puedes completarlo con fruta fresca, leche desnatada o de soja, proteínas bajas en grasa (pavo, huevo, queso) y té verde.
Bebe. Toma al menos 2 litros de agua diarios (puedes conseguirlo con la ayuda de té verde, infusiones, zumos naturales, caldos…).
Depúrate. Un día o al menos una noche haz una cura desintoxicante a base de uvas. Su alto contenido en polifenoles te ayuda a eliminar toxinas, lo que te hará bajar volumen de forma casi inmediata.
Fruta verde. Igual que las uvas, las frutas de color verde, como la manzana, el kiwi o el melón, tienen grandes propiedades diuréticas. Para no tomar demasiado azúcar, tómalas entre horas o en el desayuno.
Prebióticos. Este tipo de alimentos te ayudan a hacer la digestión y mejoran el tránsito intestinal, por lo que tu hinchazón abdominal se reducirá. Yogures, batidos o galletas... el kéfir también es un alimento excelente para regenerar tu flora intestinal.
Papaya. Igual que la piña, es una fruta con grandes propiedades digestivas, ideal para ayudar a metabolizar las grasas. Si te has excedido comiendo, compensa con una cena a base de papaya y té verde.
Fuera sal. El propio sodio que contienen los alimentos es suficiente. Las dietas altas en sal favorecen la retención de líquidos y aumentan la presión sanguínea. Así que lo primero es guardar el salero y empezar a cocinar con poca sal o sustituirla por especias. Enseguida te acostumbrarás al propio sabor de los alimentos.
Té verde. Estimula el metabolismo, ayuda a eliminar líquidos y toxinas. Basta con dos tazas al día.La fitoterapia y la nutricosmética son buenos aliados drenantes. Si la combinas con los cambios que te hemos propuesto en tu dieta, los resultados serán espectaculares. Hemos buscado los mejores productos del mercado:

- Concentrado Anti-agua y Piernas Hinchadas de Innéov (24€), con polifenoles de uva.
- Infusión diurética de cola de caballo (3€) y tratamiento Ultimate 4321 en línea, de Arkopharma (37,80 €).
- Comprimidos de té verde de Aquilea (15,66 €).
- Speciale Cellulite, de Organic Selvert (42 €).
- Tonific Minceur, de Nuxe (25 €) y el aceite anticelulítico de Abedul, de Weleda (21 €) son ideales para darte tú misma masajes drenantes.

Ayuda extra. Los masajes linfáticos son ideales para ayudarme a perder volumen y eliminar toxinas, ya que desbloquean los vasos linfáticos. En Mira + Cueto te recomiendan hasta 3 por semana para eliminar edemas (Tel. 91 5632514).Cuando la retención de líquidos es puntual, debida, por ejemplo, a la menstruación ¡muévete! Camina, haz jogging, sube escaleras, todo menos quedarte tumbada en el sillón, así ayudarás a tu cuerpo a deshincharse de forma natural. El yoga es un buen ejercicio desintoxicante, ya que activa el metabolismo, estimula tus órganos y te ayuda a eliminar toxinas de forma natural.

Terra Mujer / Amalia Panea