0

Desigual abre la Fashion Week madrileña y busca la interacción con el público

16 feb 2017
15h49
actualizado a las 19h43
  • separator
  • comentarios

Desigual abrió hoy la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid (MBFWM) con un evento "experiencial" con el que busca la interacción con el cliente, al que presenta, en su tienda imagen, la colección otoño-invierno 2017, donde solicita su opinión y pide su voto sobre el "look" y la pieza que más le guste.

"Queremos traspasar la barrera, que no solo la prensa opine sobre la colección, y pedimos la opinión del público para saber qué le interesa y qué estaría dispuesto a comprar", explicó el director de Comunicación de Desigual, Daniel Pérez, quien calificó el modelo de "experiencial".

La tienda insignia de la firma, en la madrileña Plaza de Callao, se convirtió así en una pasarela inusual en la que se muestran 30 diseños, sobre los maniquíes, de "Extradordinary", parte de la nueva colección que hace unos días desfiló en la pasarela de Nueva York y que ahora se pueden palpar y analizar con todo detalle.

Alrededor de los expositores, situados de manera estratégica, unas tabletas interactivas invitan a manifestar la opinión sobre la colección.

"Queremos que el público se convierta en auténtico protagonista y experto en moda", comentó Pérez, para lo que tendrá que decidir y votar la prenda que más le gusta, también la que no compraría y se le invita a definir el estilo de la colección: "Diferente, innovadora, sofisticada o de calidad".

Inspirada en la evocación de diferentes subculturas, como el punk de los estertores de los setenta en California o de los ochenta en España, con influencias musicales de Madonna, la colección lleva "el mundo de la calle" a la pasarela, desde donde transporta lo "ordinario" a lo "extraordinario".

Diseños en el que el "sport" se combina con varios tejidos y las siluetas se lanzan al equilibrio entre las prendas "oversize" en abrigos extralargos, mientras que las mini, "son muy minis", apuntó el responsable de Comunicación.

Las flores forman una parte importante de los estampados y convierten las "bombers" en elementos transgresores con artesanía bordada a mano, que transforman el tejido en sofisticado y apto para la noche y el día.

Y aunque la estética punk no es la única que inspira el otoño-invierno de Desigual, lo cierto es que llaman la atención los originales y atrevidos botines cuajados de tachuelas con los que se calzan desde pantalones pitillos hasta tejidos vaporosos.

A pesar de que Desigual introdujo en la edición anterior la tendencia "Lo veo, lo quiero", (la posibilidad de comprar en el momento en el que se desvela la colección) en esta ocasión, y aunque se trata de una tendencia presente en la 65 edición de MBFWM, se desmarca y apuesta por la tradición.

Pérez indicó que han decidido "abrir un periodo de reflexión" y "Extraordinary", como de costumbre, se podrá adquirir dentro de seis meses.

Con más de tres décadas de experiencia, Roberto Verino continua emocionando con una moda "funcional", "sencilla", y en ocasiones, "sensual", envuelta en la estética de los ochenta, una época que "rejuvenece" a este diseñador en su colección primavera-verano 2017.

Roberto Verino presentó sus nuevas propuestas femeninas y masculinas inspiradas en la película "Bonjour Tristesse", de Otto Preminger, con una potente estética ochentera. "La moda de los ochenta es un estímulo para mí, me rejuvenece", explicó a EFE.

En el desfile, amenizado al piano por Maika Makovski, se vieron sencillas camisas de rayas azul celeste combinadas con pantalones de lino blanco que jugaban a ser faldas, así como vestidos camiseros que dejaban al descubierto uno de los hombros.

Las prendas de Verino, siempre prácticas y realistas, despliegan la magia entre lo masculino y femenino "trabajando volúmenes sin hombreras y manteniendo la proporción en la sensualidad, la sencillez y la funcionalidad", explicó que empresario que apuesta "ciegamente" por la tendencia "Lo veo, lo quiero".

Los brillos metalizados y los tonos dorados se imponen en vestidos ideados para la noche, "esa noche veraniega que invita a lucir seductores vestidos con llamativos complementos", dijo Verino.

El hombre Verino despliega todo sus encantos enfundado en un traje de lino blanco o en un renovado sastre de pantalón bermuda en tono camel, conjuntados con camisas de flores o de rayas. Para la noche, esmoquin de lino negro con raya vertical de satén.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad